Se encuentra usted aquí

Suscribirse a Sindicar

Atenas sostiene que si deja el euro España e Italia serán la siguientes

El ministro de Defensa griego, Panos Kammenos, advirtió ayer de que si el país heleno abandona el euro, España e Italia «serán las próximas», además, subrayó que su Estado no necesita un tercer rescate sino una quita «como la de Alemania en 1953».

Kammenos afirmó que «si Atenas explota» estas dos regiones seguirán el mismo destino «y luego, en algún momento, Alemania». «Por lo tanto, debemos encontrar un camino dentro de la Eurozona, pero no puede ser uno que siga obligándonos a pagar», indicó.

Respecto a la posibilidad de un tercer rescate, el ministro subrayó que Grecia no necesita esta opción, sino «una quita como la que Alemania recibió en 1953 en el Acuerdo de Londres».
Por si esto fuera poco, acusó al titular de Finanzas germano, Wolfgang Schäuble, de envenenar las relaciones entre los dos países.

«No entiendo por qué cada día dirige una nueva declaración contra nosotros», afirmó Kammenos.
En su opinión, Alemania se inmiscuye en cosas que no le incumben. «No es un problema entre las personas, sino entre las autoridades. El Gobierno alemán deja a un lado los asuntos que no le atañen. Infringe el acuerdo de no meterse en asuntos internos de otros Estados. ¿Cómo puede ser que el embajador presionara a Syriza antes de la formación del Ejecutivo para que no hiciera una coalición con nosotros?».

Por otra parte, el ministro de Economía, Yanis Varoufakis, afirmó que las compras de bonos del Banco Central Europeo (BCE) crearán un auge de los mercados de acciones insostenible y es poco probable que impulsen la inversión en la zona euro.

El BCE inició el pasado lunes un programa de compras de bonos soberanos, o alivio cuantitativo, con la intención de apoyar el crecimiento y elevar los precios en la eurozona a su objetivo de algo menos de un dos por ciento, desde la caída actual.

Los rendimientos de los bonos en la moneda del bloque han caído, pero las bajas tasas de interés hasta ahora no han impulsado la inversión en países que fueron golpeados por la recesión como España e Italia.

«El alivio cuantitativo está por todas partes y hay optimismo en el ambiente», señaló Varoufakis a una audiencia de empresarios en Italia. «A riesgo de sonar aguafiestas veo difícil que ampliar la base monetaria de nuestra fragmentada unión monetaria se convierta en un incremento sustancial de la inversión productiva», añadió.

«El resultado de esto será una escalada de las acciones que se probará insostenible».
Varoufakis reiteró, además, que el Gobierno está listo para llevar adelante sus promesas contra la austeridad de una manera que ayude a las negociaciones con los socios de la UE para el desembolso de ayuda financiera. «Nunca hemos dicho que vayamos a faltar a nuestras promesas, hemos dicho que nuestras promesas son para un período parlamentario de cuatro años», aseveró.

Atenas necesita llegar a un acuerdo con sus acreedores sobre un paquete revisado de reformas para acceder a fondos de la zona del euro y del Fondo Monetario Internacional comprometidos en un programa de rescate.


Comparte esta noticia en:

Mi deseo es que Europa siga unida y si para eso hay que dar marcha atrás, se da. De no ser así y seguir con la encabezaría de querer que todos los países de Europa sean iguales se terminara como el rosario de la aurora, cada uno por su parte con la más absoluta ruina. El apoyo entre países es fundamental, hasta que todos se encuentren en el mismo nivel. A partir de este momento, Europa sera fuerte y los europeos respetados.