Se encuentra usted aquí

Suscribirse a Sindicar

Países de la Eurozona firmaron pacto fiscal

Todos los estados miembros de la Unión Europea salvo dos firmaron el viernes un tratado que establece una mayor disciplina fiscal para la zona euro, lo que supone un triunfo para Alemania, que presionó a favor del acuerdo para tratar de evitar que se repita el descontrolado gasto que llevó a la crisis de deuda.

Sólo Reino Unido y República Checa no firmaron el “pacto fiscal”, según el cual los 17 países de la eurozona incluirán en sus constituciones o leyes una “regla de oro” sobre la obligatoriedad de mantener el equilibrio presupuestario, con mecanismos automáticos de corrección si lo violan.

“Esta autocontención más fuerte (...) en lo que se refiere a deudas y déficits es importante en sí misma”, dijo Herman Van Rompuy, que como presidente del Consejo Europeo ha desempeñado un papel fundamental en las negociaciones para llegar a un acuerdo aceptable para todos.

“Ayuda a evitar una repetición de la crisis de la deuda soberana”, manifestó durante un discurso en la ceremonia de firma.

El plan fiscal será legalmente vinculante como tratado internacional y entrará en vigor en cuanto lo ratifiquen al menos 12 de los 17 estados de la moneda única. Los países fuera del euro estarán vinculados si adoptan la divisa o en una fecha anterior si así escogen hacerlo. Pero el acuerdo aún podría plantear varias dificultades significativas.

Irlanda, que depende de la Zona Euro para recibir apoyo financiero después de que su sistema bancario se hundiera, celebrará un referéndum sobre si debería formar parte del pacto, una consulta que el ministro de Finanzas del país ha comparado con preguntarle al país si quiere seguir formando parte de la moneda única.

Los votantes irlandeses han rechazado las nuevas leyes europeas en votaciones anteriores. Pero si lo hicieran de nuevo en el plebiscito que se espera para junio, eso podría arruinar los planes de pedir prestado en los mercados financieros el próximo año y recuperar la soberanía financiera.

Esto significaría que el país necesite un segundo rescate. Si no firma el pacto, sin embargo, no podrá recibir ayuda del plan permanente de la Eurozona, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Este círculo vicioso podría tener implicaciones profundas para una zona euro aún frágil. Irlanda es considerado el país que con más éxito ha llevado el rescate de los tres que han sido respaldados por la Unión Europea y el FMI durante la crisis de deuda.

Quizás la mayor incertidumbre resida en Francia, donde el socialista François Hollande ha prometido renegociar el tratado si, como sugieren los sondeos, vence al presidente conservador Nicolas Sarkozy en mayo.

Van Rompuy subrayó la importancia de que los líderes de la UE tengan el apoyo de sus parlamentos y su electorado.

Fuente: El Universal


Comparte esta noticia en: