Se encuentra usted aquí

Suscribirse a Sindicar

El arte de guardar todo

El primer número de la mítica revista infantil Pulgarcito salió en 1922 y costaba 5 céntimos. Si alguien lo quiere puede comprarlo este fin de semana en el Fórum Evolución donde ayer se abrió Colecciona Burgos 2012, Feria Internacional de Numismática, Filatelia y Coleccionismo. Y una Barbie Romántica de la década de los ochenta, que cuesta 80 euros, y un teléfono de la Guerra Civil «desde el que llamaba Gila al enemigo», como explicaba ayer Pedro Pablo Pérez, de Numismática Saetabis, de Valencia, que se hizo acompañar por su hijo Álvaro, un adolescente al que los juguetes de nuestra infancia le parecían auténticas antigüedades. También tiene abanicos, estilográficas y hasta un reloj digital del siglo XIX.

Además de ver y preguntar por el valor de billetes, sellos, monedas y postales, que es así como lo más clásico, en este punto de encuentro del coleccionismo de toda España, se pueden hallar tesoros de todas las clases. Por haber hay hasta una botella de Mahou, también de la década de los 80, pero que tiene la característica -al parecer única en el país- de que está cerrada y eso le da un valor importante.

Este incunable forma parte del material que se ha traído desde Salamanca Venancio Sánchez (www.sagabe.es) junto con otros recipientes en los que se bebieron refrescos de nombres que ya ni se recuerdan. En su mesa hay, además, periódicos y revistas. Por ejemplo, varios números de El Caso, la revista de sucesos más famosa que hubo en España, en cuyas portadas se puede leer, con aquella tipografía ‘sangrienta’ , titulares como ‘Muerta por el Coyote en un pueblo de Pontevedra’ o ‘Dejan morir a un sereno’.

En esta misma línea se movía la revista La Linterna, que nació en 1936 pero que apenas tuvo un año de vida y de la que Venancio tiene algunos números impecables como de Sábado Gráfico, La Ilustración Española o Dígame, uno de ellos con una megafoto de El Cordobés en primer plano que da hasta miedo.
Como ayer era la jornada para los profesionales y estos iban llegando poco a poco faltaban por colocar muchos puestos. Entre ellos, uno de discos que, según explicó Carlos Ramírez, de la Asociación para la Organización de Ferias y Certámenes Discográficos, que tiene verdaderas joyas de música negra de los años 60 y pop español de la misma década.

«Queremos que la gente sepa que esta cita es un magnífico momento para pasar en familia y para que los niños conozcan, por ejemplo, los juguetes con los que se divertían sus abuelos», explicó.

La feria durará hasta mañana cuando estará abierta de las 10 de la mañana hasta las 2 de la tarde.

Fuente: Diario de Burgos


Comparte esta noticia en: