Se encuentra usted aquí

Suscribirse a Sindicar

Alemania arremete contra Grecia y se plantea su salida del euro

Alemania no aguanta más. Tras las elecciones generales convocadas en Grecia para enero y el posible ascenso de Syriza al poder, el partido de Merkel se plantea la posible salida del euro del país del sur de Europa.

La fuerza política que lidera Alexis Tsipras es la favorita para hacerse con el control del gobierno. Su proyecto que ataca duramente a la troika y que está en contra del pago de la deuda, ha convencido a la mayoría del electorado griego, que apuesta por elevar aún más el gasto público y el peso del Estado sobre la economía helena.

La respuesta a su intención de permanecer en el euro y de exigir a Bruselas cumpla ha tenido consecuencias muy duras para el país. En primera instancia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) paralizó temporalmente la financiación a Grecia, a la espera de que se forme el nuevo, mientras que los inversores se han desprendido de acciones y bonos griegos, hundiendo la bolsa y disparando la prima de riesgo del país en los últimos días. Hoy por hoy, el mercado concede a Grecia una probabilidad de quiebra cercana al 66%, según reflejan los seguros frente a impago de la deuda helena.

Así pues, Syriza sigue con su idea de paralizar el pago de la deuda y renegociar sus condiciones. "Nueva Democracia y PASOK han decidido pagar. Nosotros estamos diciendo que podríamos no pagar" explican desde del partido. El ministro de Estado, Dimitris Stamatis, responde diciendo que "esto llevaría inmediatamente a nuestro país al default y provocaría su salida del euro".

EL PARTIDO DE MERKEL NO AGUANTA MÁS A GRECIA

Alemania es la que tiene en su mano la continuidad de Grecia en el euro. Sin embargo, la posibilidad de que Grecia continúe con la moneda única depende de que el resto de estados miembros refinancien la deuda del país y realicen una nueva ampliación del rescate que se llevó a cabo en 2010.

En este sentido, Alemania no estaría dispuesta a pasar por el aro. Michael Fuchs, un destacado miembro del partido de Angela Merkel, afirmó el pasado miércoles que los países de la Unión ya no están obligados a rescatar a Grecia porque "ya no es de importancia sistémica para el euro. La troika tendrá que cortar el crédito a Grecia. Los tiempos en los que tuvimos que rescatar a Grecia han terminado. No hay posibilidad de más chantaje político. Grecia ya no es de importancia sistémica para el euro", advirtió.

EL BCE PODRÍA COMPRAR DEUDA GRIEGA

En última instancia, entra en juego el Banco Central Europeo (BCE), que desde hace algún tiempo se plantea la opción de comprar deuda soberana, aunque será complicado que ejecute dicho plan adquiriendo unos bonos, los griegos, cuyo futuro Gobierno no está dispuesto a pagar, lo cual dificultaría la ejecución del plan de expansión cuantitativa, según acaba de advertir Morgan Stanley.

Fuente: Bolsamania


           Comparte esta noticia en: