Se encuentra usted aquí

Suscribirse a Sindicar

Nuevos temores sobre una posible salida de Grecia del euro

Grecia entra en un nuevo período de incertidumbre en el que la perspectiva de un triunfo de la izquierda radical en los comicios de enero hace resurgir el temor a su salida del euro, dicen los analistas que no obstante consideran poco probable que una eventual crisis se extienda a la Eurozona.

Como en lo peor de la crisis en 2012, Grecia se encuentra nuevamente al borde de lo desconocido.

El tercer intento fallido por elegir presidente este lunes hizo caer la Bolsa de Atenas más de 11% (aunque luego cerró -3,91%), llevó al Fondo Monetario Internacional a suspender su ayuda hasta que se forme un nuevo gobierno y obligó a la Comisión Europea, que apoyaba abiertamente al candidato oficialista Stavros Dimas, a pedir a los electores, y líderes políticos griegos, que apoyen la agenda de reformas "esenciales para prosperar en la zona euro".

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, dijo que "no hay alternativa" a las reformas iniciadas en Grecia, gane quien gane los comicios.

Los sondeos de opinión colocan en el primer lugar de intención de voto al partido de izquierda radical Syriza, liderado por Alexis Tsipras, que se opone a las políticas de austeridad y aboga por el fin de las reformas impuestas por la troika de acreedores (UE, Banco Central Europeo y FMI).

Pero para algunos analistas el escenario se vuelve a repetir y es similar al de 2012. Ese año, recuerda Holger Schmieding, analista de Beremberg, "una elección anticipada que amenazaba con dejar fuera del euro a Grecia (...) llevó finalmente a los griegos a optar por la coalición de conservadores y socialistas", alianza que llevó a la jefatura de gobierno a Antonis Samaras.
Los griegos nunca llevaron al poder a un partido radical, señala por su parte Jan Techau, director de Carnegie Europe.

Y si ese fuese el escenario, "la posibilidad de un gobierno dirigido por Syriza, su habilidad para formar un gobierno estable es incierta, por lo que el riesgo es alto de un periodo prolongado de inestabilidad", observa Diego Iscaro de IHS Global.

"Aún sigue siendo incierto" cuál será el resultado de las elecciones e "incluso si se impone (Syriza)" poco se sabe sobre "cuánto de su agenda radical podrá poner en obra", añadió Jan Techau.

"Syriza moderó levemente su tono, lo que sugiere que al menos hay una oportunidad de que Grecia no salga del euro si llega al poder", indicó Schmieding.

Pero si no hay ningún acuerdo entre los acreedores y un futuro gobierno dirigido por Syriza, Grecia podría caer en cesación de pagos y salir de la zona euro. Este escenario tiene un "30% de posibilidades" de concretarse, estimó Schmieding.

Para Schmieding, este "accidente para Grecia" no afectaría sin embargo al resto de la Eurozona que tiene ahora "unos aceitados mecanismos" para hacer frente a las crisis. Schmieding cita el fondo de rescate europeo, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, así como la predisposición del BCE (Toronto: BCE-PA.TO - noticias) para "contener el contagio de una crisis".
En tono más pesimista, Jacques Cailloux, de Nomura Securities, estima que la salida de Grecia de la zona euro sería "el único acontecimiento que podría tener un efecto contagio muy fuerte".

Tags: 

           Comparte esta noticia en: